¿Te interesa saber en más profundidad cómo trabaja un farmacéutico español en Alemania?  Hoy te traigo esta entrevista de la mano de Javier Maiques.

Javier Maiques es farmacéutico y trabaja en la actualidad y desde 2015 como farmacéutico aprobado en Alemania. Cursó la carrera de farmacia en la Universidad de Valencia y forjó sus primeras experiencias laborales en farmacias de esa misma ciudad. Profesional, atento y trabajador. Así le describen sus antiguos compañeros de trabajo, y se podría decir que su capacidad de trabajo en equipo se forjó jugando al fútbol.


Quiero que le conozcas porque él ejerce un puesto de trabajo que no hay en España y que es bastante frecuente encontrar en Alemania. Se trata del puesto de Filialleiter / Filialleiterin. 

Para que entres en situación, un farmacéutico en Alemania puede ser propietario de hasta un máximo de 4 farmacias. El único requisito es que cada una de esas farmacias tiene que ser regida por un farmacéutico que se haga pleno cargo de ellas. A este puesto se le llama Filialleiter. Si, por ejemplo, un titular tiene 3 farmacias, tiene que tener obligatoriamente 2 Filialleiter. Debido a la responsabilidad que conlleva, el sueldo es mayor que el de un farmacéutico adjunto.

Una vez puestos en situación, vamos directamente a la entrevista.

Marisa: ¿Cuales son los motivos por los que viniste a Alemania a trabajar?

Javier: Los motivos por los que vine a trabajar son varios. Estuve trabajando 5 años en España en una oficina de farmacia  y me di cuenta de que me faltaba algo. Necesitaba nuevos retos y sobre todo cambiar también un poco la cultura jefe – trabajador que hay en España. El hecho de aprender un idioma, vivir otra cultura y por supuesto la remuneración, son también factores que me llevaron a tomar la decisión de venir. Aunque esto es muy subjetivo. A veces compensa o a veces no. Depende de lo que sea importante para cada persona.

M: ¿Qué es lo que te resultó más difícil al venirte a Alemania?

J: Lo más difícil fue estar un tiempo separado de mis amigos, familia y novia. Son gente que tienes siempre en tu día a día y que aquí no tienes. Por suerte encontré grandes amigos en los cursos de Alemán que hice en Madrid y han sido, son y serán fuente de apoyo.

El idioma y el tiempo en invierno son un añadido, pero con esfuerzo y paciencia se va avanzando.

M: ¿Qué dificultades encontraste a la hora de estudiar para el examen de convalidación?

J: Para la convalidación hay que tener presente dos cosas. Sentirse motivado y prepararse para el examen. Sobre todo hay que hablar mucho, sin olvidar la teoría, pero sobretodo salir, hablar y divertirte.  

Hay que tener en cuenta, una vez se esté preparando la aprobación, hablar con el jefe, que él se sienta implicado y que nos ayude en lo posible. Si no tenemos esa ayuda, intentar obtener por nosotros mismos toda la información posible de cómo funciona una farmacia en Alemania y como se trabaja en todas las áreas de ella.

Por lo demás, es todo estudio y un poco de suerte, cosa que ya hemos hecho todos en la universidad.

M: Estás trabajando en una oficina de farmacia como farmacéutico Filialleiter. Este cargo no lo hay en España. ¿Podrías contar en qué consiste y cuáles son tus principales funciones dentro de la farmacia?

J: Sí, cierto. Actualmente soy Filialleiter en una farmacia con 7 personas a mi cargo: 2 Farmacéuticas y el resto son son PTA (Técnicos en farmacia). Entre las cosas que tengo que hacer diariamente se encuentran las tareas normales de un farmacéutico, como el control diario de los pedidos (Bestellungen), control del laboratorio de formulación magistral (Rezeptur y Defektur), control del libro de estupefacientes (BtM), control de los envíos de medicamentos y sobre todo la atención farmacéutica detrás del mostrador.

M: Entonces, un Filialleiter es como un coordinador de la farmacia. En una jerarquía estarías justo por debajo del propietario, ¿no?

J: Sí, así es. Creo que aunque seas Filialleiter y tengas más “trabajo de oficina”, también hay que estar cerca de los clientes, porque realmente somos la “imagen” de la Farmacia.

En cuanto a tareas que hace el Filialleiter varían entre farmacias. Algunas tareas están cerradas por contrato. Otras tareas puedes delegarlas o incluso se puede trabajar un poco como “selbständig”(vamos, como autónomo). Con esto me refiero a la organización del trabajo diario, como delegar tareas, controlar los horarios de los trabajadores (pausas, bajas, vacaciones, buscar  compañeros de otras farmacias para hacer sustituciones, etc). También tenemos como tarea el control del QMS (Control de calidad dentro de la farmacia) . Esta tarea es bastante importante aquí en Alemania. Se trata de mantener actualizados todos los protocolos de control de calidad de la farmacia y modificarlos si es necesario, haciendo también anualmente una Auditoría interna para un autocontrol de calidad de la farmacia. 

Hay otras tareas que son de carácter más social, porque como ya he dicho, el Filialleiter es “la cara” de la farmacia. Por tanto, está bien visto presentarse a los médicos de las Praxis (consultas) que están alrededor de la farmacia para obtener visibilidad y de paso respeto. 😀

Para los trabajadores, la figura del Filialleiter es como un puente entre el titular de la farmacia y ellos. Todo problema que haya en la farmacia debe solucionarse a través del Filialleiter y si es necesario hacer reuniones con el equipo periódicamente para actualizar conocimientos o trabajar algunos fallos que surgen y ponerles solución.

M: Para terminar, voy a tocar ahora un tema algo más personal. Supongo que tendrás momentos, al igual que yo también, en los que hechas mucho de menos España y en los que pienses quizá en volver. ¿Qué es lo que te hace quedarte en Alemania?

J: Pues esos momentos fueron bastantes al principio, pero con el tiempo se van desvaneciendo si se tiene una estabilidad. Obviamente, cuando hay mal tiempo se echa en falta. Pero sobre todo cuando te encuentras en tu vida diaria con cosas “típicas” alemanas que no acabamos de entender, como por ejemplo, el interminable “papeleo” o los horarios tan diferentes que tenemos.

A veces pienso en volver a España, pero no veo el momento en que allí pueda trabajar cómo lo hago aquí. En cuanto a calidad de vida, sin duda, viviría en España, pero de momento no es mi prioridad. Sólo volvería con ciertas condiciones laborales o trabajando en mi propia farmacia.

Nunca se sabe, quizás, algún día vuelva…


Y hasta aquí el post de hoy. Espero que os haya parecido, como mínimo, interesante, y que os haya removido por dentro el gusanillo de querer saber más sobre nuestra profesión en Alemania.

Como siempre, deja tu comentario abajo con tus preguntas. Se intentarán responder de la forma más rápida posible.

Y si no lo has hecho ya, puedes formar parte de la lista de suscripción de Apothekeando y ser el primero en enterarte de todas las novedades.

Hasta pronto!

Marisa S. Castro